paradojas y para Juan

12,00

Gemma Serrano

Categoría:

Descripción

PARADOJAS Y PARA JUAN
Gemma Serrano
Prólogo de Rebeca Sanmartín Bastida
Madrid, junio de 2021
Colección Poesía, nº 57
92 páginas, 14 x 21 cm.
Rústica con solapas
ISBN: 978-84-123325-7-5
Precio: 12 euros (IVA incluido)

* * *

EL LIBRO:

(Del Prólogo): La poesía de Gemma Serrano es una composición a base de meandros, de giros, de saboreables paradas o detenimientos, de paladeables intercambios, de vueltas en giro como en canciones. La tercera persona, que establece distancia con su objeto al tiempo que lo penetra y lo hace transversalmente posible, es una espectadora (ex)pectante a la que se podría imaginar con trocitos de menta entre los dientes. Con una mandíbula que aprieta y que retiene, con unos afrustrados ojos de ternura detonadora.

Gemma Serrano juega con las palabras, con el concepto, con el cuadro, con la Biblia, con un bestiario amable, con una corporalidad que se abre a través del pecho. Lo táctil, lo lábil no solo lo aporta el hijo, Juan (ese Juan con mayúsculas que nos lo llena, agradecidamente o no, todo), sino también ella misma, al contemplarse, tocarse, oírse, empujarse a lo brusco.

Hay una lactancia no acostumbrada, un abrazo que no se puede dar, unas manos levantadas como en pregunta, unos párpados que se mantienen tensos, un vientre en lirio amarillo (y ese sabor a menta persistente para esta lectora, que tal vez lo fabrica), que deja a su público deseando más, construyendo lo que no termina, o deconstruyendo lo que no se pudo conseguir. Pero precisamente así es la literatura moderna: la muerte del autor por el poder del lector, ya lo decían Roland Barthes o Michel Foucault, ya lo dice, desde la concepción del niño/libro, Gemma.

REBECA SANMARTÍN BASTIDA

* * *

POEMAS:

27 EN SUBJUNTIVO

que nacieras mañana
que vinieras en los viernes alados
de los atentos dioses

que supieras de nada
y cantaras con llanto delicado
al son de los amores

que tan pronto llegaras
que rieras
quién dormirte supiera

*

BIBLIOTECA DE AULA

un libro cada viernes
mamá si vamos al huerto
¿puedo leerle el cuento a los guisantes?

la madre princesa asustada
en la torre de siete colchones
donde no existen las legumbres
entiende
de nuevo la historia

el niño plantea
que nudo y desenlace
necesitan la tierra
bajo el primer colchón

y raíces y ramas

fueron felices
comieron perdices
con guisantes

*

NIÑO SETA

niño seta de los océanos
tiburón distraído
selenita
habitante solo de la galaxia

flash el niño subido
flash el niño lector
flash y medidas del niño
sin ruido de fondo

padre y fungicultor retrata
y enfoca seta
sonríe amanita de madre
que lagrimea y densa su saliva
holograma que fuerzan las costumbres
de la micología

el niño champiñón
mudo de sus raíces en la playa
posa flotante
muestra
que no sabe que es letal su presencia
en la foto de una seta tan sola

mañana habrá cosecha
revuelto de boletus
amores vómitos retratos
con huevos de gallina de corral

madre lo recoge en la cesta
y en la puerta del cole
otra vez repartiendo esporas
preparando el álbum del hijo seta
se pregunta
si sabrá finalmente si vio una beluga

por la noche
salva al niño de la foto
sin hojas ni raíces

por la noche dormidos
riega en el escombro de ese huerto

por la noche hongo visionario
lo abrazará en la carne y en el pelo

y un pijama de higuera

*

LA PADRE

la padre se ha vestido por los pies
y mira en el espejo la redondez del vientre
se ha pintado los ojos las pestañas
y se unta con perfume las dos manos

la padre lo ha cargado en su columna
y lo arroja a los prados de un sofá
con Calamardo y Bob Esponja

la padre le prepara el desayuno
con leche y con galletas
qué rica y qué fresquita dice el hijo
al margen de estaciones y de grados

la padre se equivoca con las horas
no ayudan los semáforos
y llega con las filas desmembradas

adiós dice a la padre
¿verdad que hoy me recoge mi papá?
contesta sí la hormona que camina
el descuido de caderas
la rabia de su sexo

el madre lo recoge por la tarde
qué rica y qué fresquita está papá
la leche de tus pechos