Javier García Cellino

(Langreo. 1947) es licenciado en Derecho y en Geografía e Historia (especialidad Arte). Pertenece a la Asociación de Escritores de Asturias. Colabora en el diario regional La Nueva España de Oviedo con una sección semanal (“Velando el fuego”).

Ha publicado los siguientes libros de poesía: Arquitecturas prohibidas (Gijón, 1993), La ciudad deshabitada (Premio Gerardo Diego, Santander, 1994), Cuaderno para un viajero solitario (Premio Fundación María del Villar Berruezo, Tafalla, 1995), Disposición de la materia (Premio Leonor, Soria, 1997), Oficio de navegación (Accésit del Premio Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, 1999), Homéricas (Madrid, 2004), La vieja música (Gijón, 2004) –en colaboración con el poeta asturiano Juan Ignacio González–, Sonata para un abecedario (Premio Hispanoamericano de poesía Juan Ramón Jiménez, Huelva, 2005) y Territorio para el fuego (Madrid, 2012).

Forma parte, entre otros, de las antologías Trazado en Hierro (Madrid, 2003) –como homenaje a José Hierro–, Muestra 2012 de la Poesía en Español y Félix Grande, un hombre bueno (Huelva, 2016).

En narrativa ha obtenido diversos premios de relatos y ha publicado tres novelas: Círculos de tiza (VII Premio de Novela Corta Letras 2007, Editorial Septem, Oviedo), Los señores de Wall Street no comen pescado crudo (Editorial Septem, Oviedo, 2013), La escuela del Italiano (Editorial Oblicuas, Barcelona, 2014) y La resurrección de Richard Wagner (Editorial Septem, Oviedo), novela ganadora del XXVII Premio Ategua de Novela 2016 (Castro del Río, Córdoba).